martes, 15 de marzo de 2011

martes, 8 de marzo de 2011

miércoles, 2 de marzo de 2011

¿Cuál es nuestra misión de vida de acuerdo a nuestro signo?

Entre las diversas ramas en que se divide la Astrología existe  una que es la Astrología Kármica que se ocupa del estudio de la Carta Natal en una segunda fase dimensional ya que se analiza la carta desde el lugar que vinimos a ocupar hoy en esta tierra determinando así la  misión solar de cada signo o la MISIÓN SOLAR del ALMA. También se utiliza la Astrología Kármica para realizar un estudio sobre vidas pasadas. De acuerdo al signo en que nacemos traemos una misión y el SER escoge  este signo para encarnar, porque necesita desarrollar una misión y aprender esa energía zodiacal.

Aires: viene a desenvolver la autonomía el coraje y la decisión. Misión: es el conectarse con el trabajo espiritual ser guías espirituales o pioneros de esto,  ya que por ser del elemento fuego lo espiritual le es familiar y purificador.
Tauro: viene con el deseo de poseer y adquirir bienes terrestres. Entonces su misión es  aprender  el desapego. El aprender a dar. Y como traen mucha fijeza vienen a aprender el dinamismo.
Géminis: hay un deseo de comprender, de aumentar los conocimientos, de establecer vínculos. Su misión es estudiar, escuchar, aprender, desarrollar la inteligencia e interconectar todos los conocimientos de forma profunda para no quedarse en la superficie.
Cáncer: hay un deseo de explorar la naturaleza de los lazos familiares, de meditar  sobre el origen de la vida , y desenvolver su sensibilidad. Para ello su misión es aprender a desarrollar la sensibilidad sobre todo a través del núcleo familiar.
Leo: necesita existir ante los ojos de los demás, sentirse único y adorado. Misión: vienen a aprender lo que es el señorío que es la contrapartida del ego. No pensar en el YO con un encare vanidoso sino mas bien con el del DON DE GENTE. Es saber que el valor no viene de afuera. O sea aprender la autovalía. Ellos ansían el poder pero el verdadero poder es el espiritual y no la autoridad.
Virgo: traen el deseo de entender y analizar el mundo material así como también el vegetal y el animal. Desea servir con prestación y eficacia. Es meticuloso y analítico. Misión: vienen a aprender lo que es el orden y la cotidianeidad, el día a día, la tarea minuciosa. A ser parte de un sistema. También la subordinación.
Libra: toma en cuenta que existe un otro fuera de mi. Allí aparece el deseo de armonía y justicia social. Es como un embajador itinerante. tiene deseos de paz, de justicia, de amor.  Misión: vienen a aprender la armonía, el equilibrio que tanto le cuesta. Ellos están constantemente tendiendo a buscar esa armonía porque la pierden muy fácilmente.
Escorpio: trae el deseo de limpiar todo lo que necesita ser limpiado para preparar una renovación. Debe destruir para reconstruir. Misión: vienen a aprender el despojo, el fusionarse con otro para ser uno solo, deben aprender la humildad y la limpieza en el sentido de la purificación.
Sagitario: vienen con el deseo de transmitir un mensaje espiritual. Brindar conocimientos y claridad  a sus semejantes. La entidad desea esparcir alegría y felicidad en torno de sí. Misión: de conectar a los hombres con lo espiritual. Tienen un canal abierto, por ser un signo de fuego, con lo Divino.
Capricornio: Vienen a aprender la paciencia y la perseverancia traen el deseo de asumir responsabilidades . Siempre hay un punto mas alto al cual llegar para contemplar mejor el paisaje.
Ellos saben que quieren llegar a la meta. Misión: sería concluir con las metas y en el camino hacia esa meta aprender la concentración, la austeridad y las limitaciones.
Acuario: traen el deseo de vivir la alegría de la amistad. Quiere contribuir a liberar a sus semejantes. Misión: dar inspiración a otros para que también sean personales y se sientan libres.
Piscis: vienen para limpiar un viejo karma aceptando sufrimientos y limitaciones de todos los tipos. Vienen con mucho sufrimiento, es un signo que debe aceptar el sufrimiento. Misión: aprender: la humildad y la compasión. Tienen que sentirse integrados por toda la humanidad en un nivel compasivo.