sábado, 10 de enero de 2015

La Carta Dracónica ó Carta del Alma


Dentro del estudio de Interpretación de Cartas Natales existen diferentes técnicas y enfoques, una de estas técnicas es realizar el estudio del zodíaco Dracónico o Carta Dracónica. Se trata de una carta similar a la carta natal pero que se inicia en el Nodo Norte de la Luna. 
Armándose de esta forma un zodíaco paralelo donde los signos y grados en los que se hallan los planetas variarán en el 90 % de los casos. Se lo llamó el Zodíaco del Alma, que es un concepto que nos cuesta poner en palabras y quizás refleja muy bien el mundo de vivencias a las que apunta. Por ser un zodíaco que nace en el Nodo Norte de la Luna tiene una primera carga muy fuerte subconsciente. La Luna es uno de los significadores básicos del Alma en las correspondencias astrológicas, y por esa asociación con la Luna / Alma es que refleja o simboliza experiencias o sensaciones de tipo emocional, el mundo de la ensoñación, lo nocturno, lo menos visible.
En la carta Dracónica los planetas estarían reflejando otro plano de manifestación más psíquico, inconsciente y profundo. Muchas veces sucede que leemos nuestros signo en el zodíaco y más aún en la lectura de la carta natal parece que falta como una lectura subliminal o sutil, sería como leer el aura de la persona. En esta lectura sutil aparece otro signo en nuestro Sol y todos los otros planetas con lo cuál una persona que nace bajo el signo de Cáncer que supuestamente su misión tiene que ver con llevar amor a su entorno familiar, en principio, concurre a consulta y manifiesta que esa definición no le alcanza, se levanta esta carta Dracónica y vemos, por ejemplo, que su Sol Dracónico pertenece a Acuario con lo cual la interpretación sería que si bien su misión solar tiene que ver con su tribu y su entorno, su alma busca además relacionarse profundamente con grupos, buscar un trabajo vanguardista y colocar un toque original a cada cosa que realiza (estas últimas son características de Acuario).
El verdadero valor de la carta Dracónica es cuando la enlazamos con la Carta Trópica (la tradicional Carta Natal), ya que por sí sola la Dracónica nos dice poco.
El valor de la Astrología Dracónica es cuando permitimos que coexistan en un mismo círculo ambas Cartas. Como tiene tanta relación con la Luna se conecta directamente con el plano emocional y vincular de la persona, que funciona como si estuviera atrás de uno o rodeándolo. Si lo Lunar es menos perceptible, contactamos nuestras emociones más íntimas o la propia energía en contacto con el otro en la intimidad, los contenidos del zodíaco dracónico muchas veces se hacen patentes en este tipo de situaciones, o sea, en el mundo de mi contacto con otro. Es notable ver como en algunas personas se ven particularidades que en la Carta Natal Trópica no se pueden apreciar o no saltan a la vista, pero si levantamos la Carta Dracónica, esas particularidades aparecen en forma más evidente. Podríamos decir “yo soy asi....” pero además en “el fondo..” soy de esta otra forma. Cuando superponemos las dos Cartas (Trópica y Draco) tenemos la sensación que se abre otra dimensión. En Dracónica hay una vivencia como tridimensional, muy de espacio asociado al cuerpo astral y por eso tiene que ver con esos "fantasmas" que a uno lo rodean, con cosas muy íntimas que generalmente uno no verbaliza pero que están muy claras para la intimidad de la persona.
Es curioso, si tomamos el Ascendente Sol y Luna draco, y los contactos entre draco y trópica, hasta podríamos describir la personalidad, vida y destino del sujeto, nada más que con esas cosas que aislamos del contexto.
El mundo astrológico es amplio y vasto. Esta es una puerta más para llegar al Autoconocimiento a través de la Astrología y en este espacio lo que simplemente quiero mostrarles es que hay diversos e infinitos caminos para alcanzar el crecimiento personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario