sábado, 31 de enero de 2015

¿Los planetas pueden retroceder?


Todos los planetas giran alrededor del Sol, pero vistos desde la Tierra en este transitar de unos y otros los planetas se comportan muchas veces “como si, retrocedieran” este movimiento inverso se debe a una ilusión óptica, ya que la velocidad con que avanzan supera a la velocidad de nuestro planeta. Allí nacen lo que en Astrología denominamos los PLANETAS RETROGRADOS porque vistos desde la Tierra el efecto es que los vemos realizando una marcha hacia atrás en el sentido zodiacal. Esto ocurre en determinados momentos del año y NUNCA con el Sol o la Luna, sino con: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón.
Nacer en un momento en que hay planetas retrógrados es como un detalle especial a tener en cuenta en una carta. Quienes poseen planetas retrógrados generalmente es gente que “no encaja” con la corriente principal de la sociedad. Para estas personas existe una cierta necesidad de ir mas despacio, de realizar una introspección antes de accionar. Lo que represente el planeta retrógrado será el aspecto de la personalidad con que el individuo responda con más cautela y más lentamente.
Mercurio representa entre otras cosas a la comunicación, las personas que poseen Mercurio retrógrado actúan primero de forma extremadamente analítica y ordenada, discriminan todo, primero procesan la información antes de comunicar.
Venus representa entre otras cosas al amor y al dinero, las personas que poseen Venus retrógrado actúan buscando a otros, primero como referentes para darse luego un valor o amor a sí mismos.
Marte representa entre otras cosas la acción, el deseo, el empuje, etc. Las personas que poseen Marte retrógrado deben encontrar antes que nada su propio deseo, la motivación interna para accionar para luego poder actuar ante la sociedad.
Júpiter representa entre otras cuestiones la Fe, los dogmas, las creencias. Las personas que poseen Júpiter retrógrado deben relacionarse con su espiritualidad interna, con su propia fe para llegar a cobrar sentido los dogmas y religiones socialmente aceptadas.
Saturno representa los límites, el sostén, la estructura, el paso del tiempo etc. Las personas que poseen Saturno retrógrado deben en principio romper con estructuras internas para ser aceptado como parte de un ser social.
Urano representa el romper con estructuras, lo nuevo lo creativo. Las personas que poseen Urano retrógrado deben estructurarse internamente antes de animarse a dar el salto en la sociedad hacia algo nuevo, original o creativo.
Neptuno representa lo colectivo, el fusionarse hasta perderse o despersonalizarse con otro. Las personas que poseen Neptuno  retrógrado deben trabajar primero en sus normas y códigos de creencias para llegar a encontrar socialmente los misterios universales de la vida. 

Plutón representa lo inconsciente, la regeneración, el poder etc. Las personas que poseen Plutón retrógrado deben trabajar  mucho con su propia identidad, con el autoconocimiento para poder actuar en la regeneración de toda la sociedad. 


En este momento en el cielo tenemos (se repite tres veces por año) a Mercurio Retrógrado que se volverá a poner directo hacia el 11 de febrero de 2015.





Sabías que se puede poseer más de un planeta retrógrado de nacimiento? Será este tu caso??? Cuando un planeta retrógrado cambia su dirección y  se pone directo??? Con el análisis de la carta natal se pueden blanquear todas estas dudas...elinagomezastrologa@yahoo.com.ar

martes, 20 de enero de 2015

El parte de la Fortuna en nuestra Carta Natal


Uno de los orígenes de la Astrología se remonta a la cultura árabe quienes eran cultores de la Astrología, la Astronomía y las Matemáticas tanto es así que durante la Edad Media surgió este método de cálculo para saber ubicar puntos sensibles de la carta, dentro de estos puntos sensibles el más difundido o que llamó siempre más la atención era el de los momentos de mayor suerte o fortuna, estos días o épocas afortunadas marcaban el resultado excelente en una transacción comercial, el momento de recibir una paga extra, o salir beneficiado en cualquier ámbito de la vida a esto se lo llamó PARTE de la FORTUNA. También intrigaba saber en dónde el individuo debería tener más cuidado, no viajar, no operarse etc y esto era el INFORTUNIO. Es así como surgen los partes arábigos o partes planetarias.
El método consiste en sumar o restar dos planetas más el Ascendente. O sea hacer intervenir a la posición en grados absolutos de dos planetas en nuestra carta natal junto con el Ascendente que significa el horizonte del lugar en el momento en que nacimos. Es una forma también de colocar en situaciones mundanas a los planetas que suenan tan alejados de nuestro quehacer diario.
Así es como surgieron fórmulas para cada ocasión, la más conocida o utilizada en nuestros días es el Parte de la Fortuna que consiste en sumar la posición en grados absolutos de ASCENDENTE + Luna – Sol = PARTE de la FORTUNA.
El parte de la fortuna significa el punto de la carta en donde nuestro Sol, Luna y Ascendente están en mejor situación armónica.
En este punto de la carta si tenemos algún planeta benéfico de multiplicará nuestra suerte, también funcionan muy bien dentro de las solares y con los tránsitos planetarios.
Dentro de las Revoluciones Solares (o sea las cartas que se levantan cada vez que cumplimos años) el parte de la Fortuna va variando ya que tenemos distinta Luna y distinto Ascendente año a año. Con lo cuál se abre un abanico de posibilidades ya que en años en donde la Fortuna jamás pasó puede que surja inesperadamente en la próxima Revolución Solar. 

Fórmula para calcular otros partes:
Grados del Ascendente  más  grados de  Mercurio menos  grados del Sol = Parte del Comercio
Ascendente + Venus – Sol = Parte del Amor
Ascendente + Marte – Sol = Pasión
Ascendente + Saturno  – Marte  = Cirugía
Ascendente + Urano  – Saturno  = Accidente
Ascendente + Casa IX  – Regente de IX = Viajes al Exterior 
Te animas a descubrir tus partes natales planetarias??? En la REVOLUCIÓN SOLAR podrás conocer tus partes anuales.  
Te recuerdo mi mail para consultas elinagomezastrologa@yahoo.com.ar

sábado, 10 de enero de 2015

La Carta Dracónica ó Carta del Alma


Dentro del estudio de Interpretación de Cartas Natales existen diferentes técnicas y enfoques, una de estas técnicas es realizar el estudio del zodíaco Dracónico o Carta Dracónica. Se trata de una carta similar a la carta natal pero que se inicia en el Nodo Norte de la Luna. 
Armándose de esta forma un zodíaco paralelo donde los signos y grados en los que se hallan los planetas variarán en el 90 % de los casos. Se lo llamó el Zodíaco del Alma, que es un concepto que nos cuesta poner en palabras y quizás refleja muy bien el mundo de vivencias a las que apunta. Por ser un zodíaco que nace en el Nodo Norte de la Luna tiene una primera carga muy fuerte subconsciente. La Luna es uno de los significadores básicos del Alma en las correspondencias astrológicas, y por esa asociación con la Luna / Alma es que refleja o simboliza experiencias o sensaciones de tipo emocional, el mundo de la ensoñación, lo nocturno, lo menos visible.
En la carta Dracónica los planetas estarían reflejando otro plano de manifestación más psíquico, inconsciente y profundo. Muchas veces sucede que leemos nuestros signo en el zodíaco y más aún en la lectura de la carta natal parece que falta como una lectura subliminal o sutil, sería como leer el aura de la persona. En esta lectura sutil aparece otro signo en nuestro Sol y todos los otros planetas con lo cuál una persona que nace bajo el signo de Cáncer que supuestamente su misión tiene que ver con llevar amor a su entorno familiar, en principio, concurre a consulta y manifiesta que esa definición no le alcanza, se levanta esta carta Dracónica y vemos, por ejemplo, que su Sol Dracónico pertenece a Acuario con lo cual la interpretación sería que si bien su misión solar tiene que ver con su tribu y su entorno, su alma busca además relacionarse profundamente con grupos, buscar un trabajo vanguardista y colocar un toque original a cada cosa que realiza (estas últimas son características de Acuario).
El verdadero valor de la carta Dracónica es cuando la enlazamos con la Carta Trópica (la tradicional Carta Natal), ya que por sí sola la Dracónica nos dice poco.
El valor de la Astrología Dracónica es cuando permitimos que coexistan en un mismo círculo ambas Cartas. Como tiene tanta relación con la Luna se conecta directamente con el plano emocional y vincular de la persona, que funciona como si estuviera atrás de uno o rodeándolo. Si lo Lunar es menos perceptible, contactamos nuestras emociones más íntimas o la propia energía en contacto con el otro en la intimidad, los contenidos del zodíaco dracónico muchas veces se hacen patentes en este tipo de situaciones, o sea, en el mundo de mi contacto con otro. Es notable ver como en algunas personas se ven particularidades que en la Carta Natal Trópica no se pueden apreciar o no saltan a la vista, pero si levantamos la Carta Dracónica, esas particularidades aparecen en forma más evidente. Podríamos decir “yo soy asi....” pero además en “el fondo..” soy de esta otra forma. Cuando superponemos las dos Cartas (Trópica y Draco) tenemos la sensación que se abre otra dimensión. En Dracónica hay una vivencia como tridimensional, muy de espacio asociado al cuerpo astral y por eso tiene que ver con esos "fantasmas" que a uno lo rodean, con cosas muy íntimas que generalmente uno no verbaliza pero que están muy claras para la intimidad de la persona.
Es curioso, si tomamos el Ascendente Sol y Luna draco, y los contactos entre draco y trópica, hasta podríamos describir la personalidad, vida y destino del sujeto, nada más que con esas cosas que aislamos del contexto.
El mundo astrológico es amplio y vasto. Esta es una puerta más para llegar al Autoconocimiento a través de la Astrología y en este espacio lo que simplemente quiero mostrarles es que hay diversos e infinitos caminos para alcanzar el crecimiento personal.